Entrada en la protectora

Goofy es un precioso perro de  tamaño mediano/grande. Aunque es un poco tímido y miedoso cuando no te conoce es un perro muy bueno. Fue abandonado siendo un bebé junto con un hermano que ya ha sido adoptado. En casa se porta estupendamente, hace sus necesidades en la calle, no toca nada y es muy tranquilo.

Goofy necesita adopción urgente ya que en el refugio se escapa, y aunque vuelve al cabo de las horas en sus escapadas corre peligro de atropello. Por lo tanto no es apto para vivir en chalet ya que tiene mucha facilidad para saltar vayas de gran altura, por eso estamos buscando para él una familia que viva en un piso. Además su carácter tan tranquilo hace que se adapte perfectamente a este tipo de vivienda.

Goofy tiene leishmania pero con su medicación diaria hace vida completamente normal como cualquier otro perro. No dejemos que esa sea su condena para vivir siempre en una jaula son el calor de un verdadero hogar.

Adopciones urgentes (3)