Entrada en la protectora

Grosella es una preciosa perra mestiza de tamaño medianito que fue abandonada junto con su hermano Glu cuando solo tenían 6 meses de vida. El abandono para ella ha sido muy duro y es una perrita insegura y con miedos. Necesita que la adopte una familia con experiencia y con paciencia para ayudarla poco a poco a que vaya cogiendo cofianza y seguridad. Cuando logre romper esa coraza que la cubre estamos seguros de que mostrará agradecimiento y todo el cariño del mundo a aquellos que le hayan ayudado a empezar una nueva vida y a ser feliz. Es muy sociable con el resto de perros y le encanta jugar con toda la manada.

Adopciones urgentes (3)