Entrada en la protectora

Plata es un precioso podenco de tamaño mediano/grande, que formaba parte de una manada de un total de 30 perros que vivían abandonados en un campo, entre los que habían varios adultos y camadas de diferentes edades.

Es un perro muy sociable con perros, y además convive bien con gatos. Es un perro sociable pero hay que dejar que sea él quien de el primer paso para conocerte, sin que se sienta agobiado. Si no le haces caso él enseguida se acerca a ti, te olisquea, te curiosea y pronto coge confianza. Por este mismo motivo no es recomendable para él una familia donde haya niños pequeños. Es un perro perfecto para vivir en un piso.

Plata tiene leishmania, pero la tiene controlada y hace vida normal con su toma diaria de alopurinol.  Un perro con leishmania no puede contagiarla a humanos ni a otros animales, es una enfermedad transmitida únicamente por la picadura de un flebotomo portador de la enfermedad.

Adopciones urgentes (3)