Entrada en la protectora

Lleva en el refugio desde cachorrita, junto a su hermana Kate. Han crecido en Ribercan, convirtiéndose en perras maravillosas que saben apreciar cualquier muestra de cariño y atención. Ambas son muy cariñosas, dóciles, entrañables y encantadoras. Siguen esperando el día en que puedan salir del refugio junto a su ansiada familia.

Asley tiene leishmania, pero con su tratamiento diario que es muy económico, hace vida normal como cualquier otro perrete.
Por la asociación Les Pattounes du Coeur de Suiza

Adopciones urgentes (3)