Entrada en la protectora

Asley es una perra de tamaño mediano que fue abandonada junto con su hermana Kate cuando tenían muy pocos meses de vida. Ambas han crecido en el refugio sin conocer nunca el calor de un hogar, salvo en las ocasiones que han tenido que ir en acogida para post-operatorios, etc... Las dos son unas perras maravillosas que aprecian inmensamente cualquier muestra de cariño y atención. Son cariñosas, tranquilas y sociables con el resto de perros del refugio. Necesitan adopción urgente para que puedan salir del refugio junto a su ansiada familia.

Asley tiene leishmania, pero con su tratamiento diario que es muy económico hace vida normal como cualquier otro perrete.  Que esto no sea su condena a vivir en una jaula toda su vida, Además los perros con leishmania no pueden contagiar a otros animales o personas. Esta es una enfermedad que se transmite por la picadura de un flebotomo infectado. 

Adopciones urgentes (3)