Entrada en la protectora

Bastan pocos minutos para enamorarte de ella. Es una perra muy dulce, tierna y cariñosa. La vida la trató muy mal llegando a nosotros en pésimas condiciones. Es muy sociable y buena con todos, le encanta que la abraces y quedarse pegadita a ti, agradece muchísimo cualquier muestra de cariño.

Tiene leishmania, aunque actualmente sus niveles son tan bajos que no necesita tomar mediación, solo controles cada 6 meses.
Que esto no sea su condena a vivir en una jaula, los perros con leishmania pueden vivir perfectamente igual que los demás y merecen conocer el hogar y el calor de una familia.

Adopciones urgentes (3)